Ya muchos conocemos de sobra los multinutrientes compactados en esta microalga o cianobacteria.
Cuando se trata de viajar ligero a lugares remotos y exóticos necesitas ese nutriente pequeñito que ocupe poco en el equipaje y te aporte mucho.
Amaneces en una aldea en el sudeste de Asia, no sabes que tendrás para comer ese día pero quieres estar bien nutrido, sabes que hace calor y por la noche te acribillan los mosquitos, quieres tener energía para escalar ese volcán o realizar ese trekking por la selva, quieres hacerlo todo y no caer enfermo.
Viajando con espirulina en el bolsillo
Ahora te cuento porque la espirulina debe estar en tu equipaje de mano…

Te aportará todos los minerales y aminoácidos para compensar una dieta pobre en nutrientes cuando estás fuera de casa y no puedes elegir menú. Seguro que no habías pensado en eso, pero ahora viene lo mejor:

Te aportará todas las vitaminas del grupo B, en especial tiamina o B1.

 

La vitamina B1 nos puede proteger contra las picaduras de mosquitos.

Pocos son los remedios para la picadura de mosquitos aparte del uso de mosquiteras o repelentes químicos.
También sabemos que las enfermedades más mortíferas a nivel mundial son producidas por picaduras de mosquitos.
La espirulina nos puede ayudar como anti repelente interno.
La vitamina B1 es una vitamina hidrosoluble que se excreta mediante el sudor y la orina y su aporte debe ser diario en la dieta ya que el cuerpo es incapaz de sintetizar esta vitamina.
Hay muchos estudios que concretan que la Vitamina B1 en especial altera el olor del sudor que resulta repelente para los mosquitos hembras evitando así que nos piquen.
Otras precauciones aparte de la espirulina debemos tener en cuenta a la hora de prevenir estas picaduras tan molestas.
Mosquito recién desayunado
Imagínate, 20 gramos de espirulina nos aportaría toda la cantidad necesaria de la vitamina B1 que necesitamos diariamente. Esta vitamina aparte de participar en la formación del colágeno y elastina ayuda a regenerar ligamentos y cartílagos.
La vitamina B1 ayuda a combatir la astenia o el cansancio aportando energía a la célula ya que es indispensable en el ciclo de krebs (conversión de carbohidratos en ATP) o energía celular.
La carencia de B1 era típica entre marineros, dando en ellos la enfermedad del Beri- Beri (que significa literalmente cansado, cansado) que aún no conocían este súper nutriente.
Además, esta vitamina, también ayuda en el buen funcionamiento del sistema nervioso. Algo que no viene nada mal para afrontar lo peor de los viajes: ¡la vuelta al trabajo!
Feliz viaje 😀

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.